Casas en árboles: unas vacaciones diferentes

slide2

 

Uno de nuestros más queridos clientes nos contaron que iban a pasar unos días de vacaciones...¡en un árbol! Si, por lo visto es posible. A nosotros, que nos dedicamos a las casas, nos pareció una idea estupenda para una nueva entrada en el blog. Nos pusimos a investigar y resulta que hay una oferta extensísima. Las hemos recopilado en nuestras cinco favoritas, para que os animéis a vacacionar colgados de un árbol. Eso si, con todas las comodidades. Ahí van (pinchando en los nombres accedes a la reserva):

  1. Para ir con niños: Obviamente, el plan de ir a una cabaña en un árbol tiene muchos adeptos entre los niños. La casitadelarbol, en Cuenca, es ideal para ellos, ya que es una casita de diez metros cuadrados que parece salida de un cuento. Asentada sobre dos olmos centenarios, a la que se accede mediante una escalera de caracol, es ideal para verano además por su piscina de setenta metros.
  2. Con mascota: Si además cuentas con mascotas, nuestra preferida es cabanitasdelbosque, en La Coruña. Pero no creas que sólo reúne comodidades para ellas, todo lo contrario. Jacuzzi, wifi, calefacción...todo integrado en el medio, una finca de 3.500 m2 con veintidos cabañas con espacio para todos.
  3. La más alta: No solamente por lo elevada que está, diecisiete metros de altura sobre el suelo convirtiéndola en la más alta de Europa, sino por las altas calificaciones que alcanza entre sus usuarios. cabanasenlosarboles o Zuhaitz Etxeak en Zeanuri, Vizcaya, son cuatro cabañas de madera para dos personas con unas maravillosas vistas al Parque Natural del Gorbea.
  4. Low Cost: En el Valle del Lozoya, en pleno Parque Nacional del Guadarrama y a una hora de Madrid, se encuentra monteholiday. Con un precio muy competitivo, están pensadas para aventureros: se duerme en saco, pero cómodamente seguro si utilizas sus tirolinas, rocódromo, haces piragüismo, etc.
  5. De ensueño: Tendrás que irte un poco más lejos para disfrutar de esta experiencia. Concretamente a los bosques de Walhalla, en Carolina del Norte (EEUU). Allí encontrarás boltfarmtreehouse una casita sólo para dos adultos. Construída en estilo shabby-chic y rodeada de cuarenta hectáreas de árboles centenarios, es tal su éxito que tendrás que hacer tu reserva con seis meses de antelación.